Invertir con el dólar a 700

Image for post

Hoy no es el momento más cómodo para implementar un portafolio. Las bolsas internacionales en máximos históricos, la renta fija con tasas cercanas a cero y el tipo de cambio en torno a la “barrera psicológica” de los 700 pesos por dólar. Este último punto pone especialmente nerviosos a los inversionistas. Cuesta comprar dólares a estos niveles con todos los expertos proyectando caídas de entre 20 y 80 pesos en el mediano plazo.

La pregunta relevante es: ¿Se ve afectado el desempeño de un portafolio cuando el dólar está muy “alto”?

Un portafolio que invierte el 50% en la bolsa de EE.UU. y el otro 50% en acciones chilenas no sufre grandes variaciones en los retornos según el nivel del tipo de cambio. Desde 2002 a la fecha, cuando el tipo de cambio estuvo una desviación estándar sobre su promedio (660 pesos/dólar) o más, la rentabilidad del portafolio 12 meses hacia adelante fue incluso superior al promedio del periodo completo, todo medido en pesos chilenos.

Esto se explica por la interacción de los activos financieros. Los movimientos del dólar no son independientes de las bolsas. En promedio, cuando el dólar cae, los activos de riesgo tienen un comportamiento positivo. De hecho, la correlación del dólar con la renta variable local es muy negativa, esto porque cuando la economía local mejora, el peso se aprecia y viceversa.

Así, la incorporación de activos extranjeros y por ende la exposición a dólares debe ser vista como algo estructural, independiente del nivel del tipo de cambio, ya que aporta a la diversificación del portafolio.

Dicho esto, la implementación de un portafolio deberá considerar manejo de riesgo. Es sensato no comprar en un punto único toda la exposición a dólares que tenga el portafolio sino que hacerlo de manera distribuida en el tiempo para minimizar la probabilidad de un timing muy desafortunado.

Esta columna fue publicada originalmente en La Segunda el 11-jul-2019

Descargar informe PDF
José Ignacio Villarroel · Aug 8, 2019 · 2 min read