Elecciones en EE.UU. y su portafolio

Foreign shadows gather over US election - Asia Times

A menos de un mes de las elecciones presidenciales en EE.UU., los inversionistas focalizan su atención en los comicios norteamericanos. Biden lidera las encuestas por casi 10% (2.9% más que Hillary Clinton a esta misma fecha en 2016) y con una probabilidad de victoria de 67% en el agregado de las casas de apuestas. Pero ¿Qué tan importante es quién gane la elección? ¿Qué sabemos sobre las elecciones y su efecto en los mercados?

En primer lugar, al analizar las elecciones desde 1929 a la fecha, vemos que los años electorales tienden a ser periodos donde hay una mayor volatilidad en la bolsa norteamericana. Esto hace sentido, una elección podría cambiar el rumbo de la primera economía del mundo, aumenta la incertidumbre y los mercados así lo reflejan.

Sobre los retornos, la evidencia no es clara. En el papel, los candidatos Republicanos son los más amigables con el mercado, incluso en el caso de Trump. Medidas como la reducción de impuestos, desregulación de algunos mercados y un mayor rol del sector privado deberían beneficiar el retorno de las acciones. Por otro lado, los Demócratas buscan, en general, aumentar la recaudación de impuestos, impulsar planes más agresivos de inversión pública y mayor actividad del Estado en la entrega de bienes y servicios. Sin embargo, históricamente el S&P 500, que agrupa las 500 empresas más relevantes de la bolsa en EE.UU., ha tenido un desempeño superior cuando los Demócratas están en el poder de en torno a 9% entre 1929 y 2016.

Ahora bien, esto debe examinarse con cautela. Estudios encuentran que, si bien existe un diferencial en retornos, no se puede afirmar que esta brecha sea debido a que gobierne uno u otro partido político. Lo anterior tiene sentido, hay muchos factores que podrían determinar el desempeño de la bolsa: la política monetaria, la existencia o no de recesiones económicas, el desempeño del resto de la economía mundial (más del 40% de las ventas de las compañías en el S&P 500 vienen de fuera de EE.UU.) deben ser consideradas antes de sacar conclusiones. Al ajustar por estos efectos, el premio disminuye a menos de 3%. Además, desde1900 a la fecha solamente ha habido “solamente” 31 elecciones, lo que en términos estadísticos dificulta establecer causalidades de manera concluyente.

Por lo tanto, no vale la pena intentar predecir el futuro ganador de estas elecciones, mantener un portafolio diversificado es o único que permitirá beneficiarse de un mejor ciclo económico y limitará las pérdidas en caso de una mayor incertidumbre global.

 

Esta columna fue publicada originalmente en El mercurio inversiones[LINK] el 13–10–2020

Descargar informe PDF
José Ignacio Villarroel · Oct 13, 2020 · 4 min read