A mayor riesgo ¿igual retorno?

Image for post

Una máxima de los mercados financieros es que para obtener mayores retornos en inversiones es necesario tomar más riesgo. Dicho de otra forma, al asumir más incertidumbre, una inversión tendrá, en promedio, una mayor rentabilidad. Este esquema de análisis aun cuando correcto a nivel “puro”, se ve ensuciado al tomar en cuenta los costos de implementación, especialmente para un subgrupo de inversionistas.

A nivel local, la tasa de un depósito -libre de riesgo en términos prácticos- ofrece hoy una rentabilidad de aproximadamente 3,1% al año nominal, poco más que la inflación. Al moverse hacia activos más riesgosos, la siguiente opción para un inversionista sería comprar renta fija local. Hoy, un fondo promedio de esta clase de activo tiene una tasa ponderada de los instrumentos que lo componen que se encuentra entre 1.0% y 2.0% por sobre la UF. Si bien la rentabilidad no es directamente la tasa de devengo, está documentado que es una buena aproximación en el mediano plazo.

En cuanto a costos, las comisiones para un inversionista retail para esa clase de activo están entre 1.1% y 2.1% anual. Así, el inversionista en fondos de renta fija recibiría, una tasa real neta de 0% o negativa, incluso por debajo de la libre de riesgo de 0,1% real -considerando una inflación de 3%.

En cuanto al riesgo de ambas alternativas, si se diera un alza moderada de tasas de mercado como ocurrió por ejemplo en septiembre de 2017, un fondo promedio podría perder más de 2% en un mes mientras que el depósito, para propósitos prácticos, carece de riesgo.

Paradojalmente, con las condiciones de hoy, un inversionista retail debería preferir invertir en un depósito antes que tomar el riesgo de los bonos. Sin duda hay una tarea pendiente en términos de costos, para no desincentivar la inversión en el mercado.

Esta columna fue originalmente publicada en La Segunda [LINK] el 09–05–2019

Descargar informe PDF
José Ignacio Villarroel · May 29, 2019 · 2 min read